febrero 01, 2010

Invictus

Un film tosco y grueso

El último film de Clint Eastwood “Invictus” hay que verlo con dos manuales en la mano: una para saber algo de la historia de Sudáfrica y otro sobre rugby, un deporte que por este lado del mundo no es muy conocido. En caso contrario no le será fácil comprender su trama. La película más parece una obra gruesa, sin terminar donde todavía le faltan los detalles al que el director nos tiene acostumbrado. Sin embargo, el trazo fílmico de la historia es siempre firme y el director saca la narración adelante. Igualmente, creo que tiene trabajos mejores.

Para aquellas personas que no saben mucho de Sudáfrica, aparte de la realización del próximo Campeonato Mundial de Fútbol, el filme, basado en hechos reales sobre la base de un guión adaptado del libro “El factor humano”, de John Carlin, relata el período de transición después de que Nelson Mandela saliera de la cárcel y se convirtiera en presidente de Sudáfrica. Poco después, el país celebró el Campeonato del Mundo de Rugby, tras años de ser excluidos de las competiciones debido al apartheid. Esta competencia Mandela (Morgan Freeman) impulsó y utilizó, con la ayuda y complicidad de la estrella de rugby Francois Pienaar (Matt Damon), como recurso para acabar con el odio y la desconfianza entre la población blanca y negra del país. De eso se trata el filme.



Me parece que el director fue poco empático con el público que verá el filme. Cuando se habla de Eastwood como director uno espera siempre más. En este caso se limita a ser correcto como olvidable. Su lenguaje fílmico y la edición no son finos. Me parece que sólo sale adelante por el oficio que le avala y por la brillante actuación de Morgan Freeman.

No comparto las potenciales opciones de premios y la crítica positiva y sumisa. No porque sea Clint Eastwood los especialistas y amantes del cine deban rendirse a sus pies en cada trabajo fílmico que entrega. Si usted quiere verla, documéntese antes para que le sea más fácil comprender este gusto personal del director.

No hay comentarios.: