marzo 10, 2006

“Crash“: colisión con el “Oscar”



La mayoría de las películas que fueron seleccionadas para postular a la versión Nª 78 del premio Oscar marcan una tendencia referida a temas sociales o personajes que preocupan principalmente a los norteamericanos. Por eso no es de extrañar que “Crash” obtuviera el máximo galardón. Aunque no es una obra de arte está técnicamente bien realizada

Este film se sustenta en dos pilares fundamentales: el montaje, que mantiene al espectador tratando de armar el puzzle que se le está planteando y el guión que lleva la historia contada como frases visuales, formando parte de un todo. En ambos aspectos también obtuvo el codiciado premio.

El film es el relato de varias historias paralelas que se entrelazan durante día y medio en la ciudad de Los Ángeles, donde el azar pone en contacto el destino de sus personajes, en una narrativa que utiliza la exageración para desarrollar una historia bastante artificiosa.

Su estructura narrativa pone el énfasis en el ritmo y la intensidad de ese relato, tomando al racismo y la discriminación como generadores que entrecruzan de manera continua historias y personajes, conectados con un accidente de auto (“Colisión”) iniciador de una trama que va y vuelve sobre las emociones de cada uno de los protagonistas.

"Crash" es una película sobre la gente, sobre los estados anímicos, la psicología de los personajes, sus miedos, su sufrimiento, la incomunicación, el distanciamiento, la violencia discriminatoria y el racismo. Todos unidos por el silencio, la sensación de soledad y el agobio de sentirse desconectados del mundo.

Según avanza la trama se muestra que la existencia de cada persona está marcada solamente por acontecimientos cambiantes en la moralidad y donde no existen ni buenos ni malos, sólo momentos de odio o tolerancia.

Es una película socialmente valiosa porque lleva a la reflexión sobre la vida y los hechos cotidianos, está bien producida y es muy entretenida. Pero no es una obra de arte.

Ficha técnica

Direcctor: Paul Haggis - Año: 2004 - Duración: 100 min.
Género: Drama.
Intérpretes: Sandra Bullock, Don Cheadle, Matt Dillon, Jennifer Esposito, William Fichtner, Brendan Fraser, Terrence Dashon Howard, Thandie Newton, Chris Bridges, Ryan Phillippe, Larenz Tate.
Guión: Paul Haggis y Bobby Moresco
Producción: Cathy Schulman, Don Cheadle, Bob Yari, Mark R. Harris, Bobby Moresco y Paul Haggis.
Música: Mark Isham.
Fotografía: James Muro
Montaje: Hughes Winborne.
Diseño de producción: Laurence Bennett.
Dirección de arte: Brandee Dell' Aringa.
Vestuario: Linda M. Bass.

1 comentario:

blogup dijo...

viendo los primeros conflictos se presiente una crudeza en el desarrollo, más aún en ese entretenido dialogo con buen humor (tipo tarantino) de los ladrones de auto, y el resentimiento con corrida de mano del paco irlandés. Esperé siempre ese momento crudo, ese que me indican las imágenes. pero todo termina en redenciones, angeles y extraños giros de vidas llenas de odio.
Una opereta con soluciones tipo "caso cerrado".

¡Exelente montaje!, es tan bueno que hizo una gran película, y con toda razón no es obra de arte.